page contents Problemas femeninos más comunes...? - Medifem
Emergencias 24 horas:Sólo dá click aquí

Problemas femeninos más comunes…?

Home / Uncategorized / Problemas femeninos más comunes…?

Problemas femeninos más comunes…?

1. Cistitis
¿Ganas de ir al baño a cada rato? ¿Sientes que te tira el ombligo hacia abajo? ¿Te duele cuando haces pipí? Esos son algunos de los síntomas que puedes experimentar si tienes una infección en las vías urinarias.

Según los expertos, la padecen dos de cada cinco mujeres en algún momento de su vida: “Suelen ser dolorosas, pero se le considera relativamente normal si ocurre una vez al año”, explica la ginecóloga.
La mayoría de las veces sucede cuando la bacteria “escherichia coli” se pega a la pared del tracto urinario. Puede aparecer por exceso o deficiencia de limpieza o, bien, porque al mantener relaciones sexuales se causen ligeras heridas en la vejiga, que se infectan.

Tips:

– Antes y después de practicar sexo, ve al baño y vacía la vejiga completamente. Aunque no es lo más erótico del mundo, es muy efectivo y reducirás las posibilidades de sufrir una infección urinaria.

– Consume vitamina C diariamente, pues esto acidifica la orina y genera un ambiente donde no pueden proliferar bacterias que causen infecciones urinarias.

– Diluye en agua jugo de arándano rojo concentrado y tómalo a lo largo del día. También funciona si comes este fruto o si tomas comprimidos naturales hechos de arándano.

– Mantente bien hidratada, ya que beber alrededor de dos litros de agua natural hará que vayas más al baño y te liberes de las bacterias de la orina.

2. Infección vaginal 

A pesar de que nadie lo cuente, a casi todas nos ha pasado y ¡son un horror! No obstante que algunas personas tienen más tendencia a padecerlas, pero durante la época de calor o cuando disfrutas de las vacaciones en la playa son más frecuentes.

“Practicar natación en el mar, en una alberca o incluso correr, puede propiciar que aparezcan más a menudo”, dice Carla Ajuna, ginecóloga.

Tips:

– Si quieres evitarlas no te quedes mucho rato con el traje de baño húmedo, así que cuando estés de vacaciones lleva más de un bikini para que puedas intercalar las prendas.

– Si eres de las que suda mucho y te encantan los deportes al aire libre, cámbiate constantemente la ropa interior y también la deportiva.

– Prefiere la ropa interior de algodón y elimina de tu guardarropa la de materiales sintéticos no transpirables.

– No uses pantalones o shorts demasiado apretados y durante largos periodos de tiempo.

– Si te ocurren con frecuencia, usa un jabón neutro especial para esa zona y olvídate de aquellos que son perfumados.

3. Quistes en el pecho

Un bulto en esta zona puede ponerle los pelos de punta a cualquiera, pero no siempre es sinónimo de una enfermedad.

“Muchas veces se trata de fibromas mamarios formados por un pecho demasiado fibroso y suelen desaparecer a lo largo del ciclo menstrual”, dice la experta.

Sin embargo, tampoco hay que hacerse de la vista gorda, ya que lo mejor es que observes sin obsesionarte cómo van evolucionando esos nódulos.

Tips:

– La mejor época para realizarte un examen de mamas es después de tu periodo. ¡Hazlo todos los meses!

– Si no tienes antecedentes de cáncer de mama en la familia, antes de correr al doctor espera a ver si el nódulo desaparece a lo largo de ese mes.

– Hazte una revisión ginecológica al menos una vez al año.

– Si sientes dolor en uno o ambos pechos, notas cambios en la piel de esa zona, ves una diferencia en el tamaño de los senos, sientes inflamación debajo de una axila o te sale líquido por el pezón, entonces es muy importante que acudas cuanto antes a tu médico.

4. Vellos enterrados 

Seguramente (como al resto de las mujeres) te chocan los granitos que surgen a raíz de la depilación, ya que además de poco estéticos pueden provocar picor, inflamación y dolor. La zona del pubis en particular es muy sensible a este tipo de afecciones y aquellos vellos enterrados pueden llegar a infectarse con facilidad provocando quistes.

Tips 

– Para que el vello siempre salga del folículo y no se quede atrapado dentro de la piel, es importante que antes de la depilación uses un exfoliante específico para piel delicada.

– ¡Evita rasurarte! Puede resultar cómodo, pero aunque uses una crema para hacerlo y lo hagas al final del baño, las cuchillas dañan los folículos pilosos, cortan el vello y no lo extraen, lo que favorece que se entierren.

– Si se ha convertido en un absceso con pus o te duele mucho, aplica una compresa caliente para desinflamar el área y abrir los poros de la piel. Si el dolor es intenso ¡ve al doctor!

5. ¿Cómo están tus ovarios? 

Uno de los problemas que más suelen aparecer en las mujeres son los quistes de ovario y, aunque no tiene por qué ser alarmante, es importante tratarlos. “Son pequeñas bolsas de líquido que se forman dentro o fuera de uno o ambos ovarios. Estos folículos aparecen en la ovulación y se rompen o reabsorben cuando el óvulo madura y se libera del ovario. Cuando esto no ocurre, éste se llena de líquido formando un quiste”, expresa la especialista.

Tips 

– Muchas veces surgen por genética o desajustes hormonales, pero para prevenirlos ayuda mantener una dieta saludable. También se aconseja beber al menos 1.5 litros de agua y hacer deporte con regularidad.

– En ocasiones pueden detectarse si se presenta un dolor abdomi- nal antes del ciclo menstrual o al practicar sexo. En casos más extremos puede aparecer vómito, aumento de peso, dolor en la región lumbar o hinchazón pélvica, por lo que hay que ir al especialista.

6. ¿Exceso de flujo? 

Es normal que en determinadas etapas del ciclo menstrual aparezca flujo de color transparente o blanquecino. “Se llama leucorrea y, a causa de las hormonas, suele aparecer en mayor grado a las fases previas a la menstruación. Aunque para algunas mujeres es incómodo, no hay nada de qué alarmarse a menos de que venga acompañada de mal olor, picazón o irritación, ya que entonces podría tratarse de una infección por hongos (cándidas)”, explica Ajuna.

Tips

– Obviamente, hay que mantener unas pautas de limpieza, pero está comprobado que el exceso de higiene en la zona de la vagina puede desequilibrar la flora vaginal norma, lo que fomenta que se desarrolle una candidiasis.

– Al mantener relaciones sexuales con una pareja no estable usa preservativo para evitar infecciones de transmisión sexual.

– No uses ropa interior demasiado ajustada, y en vez de tejidos sintéticos prefiere los de algodón.

– Mantén esta área seca usando paños de algodón suave, pero asegúrate de no frotar en exceso.

– Si tiendes a sufrir infecciones ¡no uses tampones! Los pantiprotectores también pueden influir en la aparición de una infección, úsalos sólo cuando sea necesario.